¡Carnaval!

¡Ya llega el Carnaval! Fiestas, disfraces y sobre todo mucha diversión, especialmente para los más pequeños de la casa. Las calles y los coles de toda España se han llenado de mini- superhéroes, princesitas, hadas, pitufos y alguna que otra brujilla. Pero, ojo, hay que tener mucho cuidado con los disfraces y pinturas que utilizamos para vestirles.

Y es que, la última semana, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha elaborado un informe que advierte del peligro que supone para los niños un porcentaje de los disfraces de Carnaval. La OCU ha asegurado que hasta un 90% de las muestras analizadas presentaba algún déficit en seguridad.

Ni el lugar de compra ni el precio de dichos disfraces supone una garantía: los disfraces, caretas y maquillajes que demostraban algún tipo de riesgo para la salud infantil procedían tanto de comercios on-line y bazares como de grandes superficies o tiendas especializadas.

Para prevenir posibles riesgos en los niños, la OCU recomienda que antes de comprar disfraces, pinturas, pelucas o máscaras se compruebe que no contengan piezas pequeñas que puedan ser ingeridas por un menor, así como piezas cortantes.

También hay que comprobar que las máscaras tengan una ventilación adecuada, y que los disfraces no posean cordeles en la zona del cuello y estén confeccionados con materiales no inflamables.

Hay que tener en cuenta que los disfraces infantiles están considerados como un juguete, por lo que en su etiqueta debe constar la marca CE, las advertencias de uso y la identificación del fabricante.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, os animamos a participar en la fiesta del Carnaval, y a hacer que vuestros pequeños disfruten de un día tan divertido para ellos. ¡Pasáoslo muy bien!